Florpedia

Bonsáis 
Bonsái Carmona 
Bonsái Ficus 
Bonsái higuera 
Bonsái Olivo 
Cuidados de los bonsáis 
Enfermedades y parásitos en bonsáis 
Errores a evitar en el cultivo de los bonsáis 
Estilos de bonsáis 
Fertilizar un bonsái 
Fotos de bonsáis 
Riegos de un bonsái 
Tipos de bonsáis 
Trasplantar un bonsái 
 
Secciones de Florpedia

Árboles y arbustos 
Bonsáis 
Césped 
Claveles 
Flores 
Jardín 
Orquídeas 
Plantas 
Plantas de interior 
Plantas exóticas 
Plantas medicinales 
Plantas suculentas 
Ramos de flores 
Rosas 
Florpedia en Facebook
Florpedia en Google+
Florpedia en Twitter

Bonsái higuera

La higuera o ficus carica es una de las especias del género ficus perteneciente a la familia de las moráceas. Su origen está en Asia Menor, donde resulta una especie de crecimiento espontáneo. Sus frutos son muy apreciados y suculentos, por ello posee múltiples variedades cultivables.

Las especies de higueras resultan muy adecuadas para ser cultivadas como bonsáis por su capacidad de adaptación, rápido crecimiento y su resistencia al cultivo en maceta. Con el cuidado adecuado es fácil obtener un nebari y un tronco grueso en poco tiempo.

Modo de cultivo

La higuera como bonsái debe cultivarse en el exterior durante todo el año y se desarrolla mejor en lugares soleados. Sin embargo en la etapa invernal se debe situar en un lugar templado. Este receso de los rayos del sol le será muy útil para advertir el paso de las estaciones y a su vez fructificar con más fuerza la primavera posterior.

A diferencia de otros bonsáis, los bonsáis higuera resisten un recortado drástico de raíces. Pero como para la mayoría de estos ejemplares el trasplantado debe efectuarse cada 2 años y siempre en primavera, antes del nuevo retoño.

Bonsáis higuera

Riegos del bonsái higuera 

Los riegos durante el verano deben ser a caudal hasta que salga agua por los agujeros de drenaje. Por el contrario en invierno es conveniente espaciar los riegos y esperar que el sustrato se evapore en la superficie antes de realizar nuevamente la operación.

Es importante siempre estar al tanto de la correcta absorción del agua  para que las hojas no se marchiten y la tierra no se reseque. En caso de que suceda podemos rescatarlo actuando rápidamente y regándolo por inmersión en un cubo hasta que se empape bien toda la tierra.

Abona tu bonsái higuera con frecuencia y de ser posible con fertilizante orgánico en polvo 2 veces durante el período principal de crecimiento. También lo debes regar cada 14 días con abono líquido para bonsái.

Abonos del bonsái

Si deseas contener el crecimiento de sus hojas lo más recomendable es una exposición continua al sol o también a través del suministro de abonos más ricos en fósforo y potasio que en nitrógeno.

Para una mejor subsistencia de tu bonsái higuera  no debes abonarlo sin que antes haya brotado o regarlo en el exterior luego de una helada. Para su transplante, no debes olvidar utilizar  siempre tierra nueva y limpia para evitar contaminaciones.



    
Aviso Legal   •   Condiciones de uso   •   Cookies   •   Contacto