Florpedia

Bonsáis 
Bonsái Carmona 
Bonsái Ficus 
Bonsái higuera 
Bonsái Olivo 
Cuidados de los bonsáis 
Enfermedades y parásitos en bonsáis 
Errores a evitar en el cultivo de los bonsáis 
Estilos de bonsáis 
Fertilizar un bonsái 
Fotos de bonsáis 
Riegos de un bonsái 
Tipos de bonsáis 
Trasplantar un bonsái 
 
Secciones de Florpedia

Árboles y arbustos 
Bonsáis 
Césped 
Claveles 
Flores 
Jardín 
Orquídeas 
Plantas 
Plantas de interior 
Plantas exóticas 
Plantas medicinales 
Plantas suculentas 
Ramos de flores 
Rosas 
Florpedia en Facebook
Florpedia en Google+
Florpedia en Twitter

Bonsái Carmona

La Erhetia es también conocida bajo el nombre de “Carmona Microphylla”. La “Ehretia Buxifolia”, corrientemente vendida en jardinería, es generalmente considerada como una variedad de cuidados delicados. La Carmona es originaria del sudeste asiático.

El Bonsái Carmona necesita de mucha luz. Por tanto, la exposición que deberemos asegurarle será al sur, emplazado a unos centímetros de la  ventana. Si falta luz en invierno, podremos agregarle una lámpara hortícola al final de cada día. En los meses de calor y buenas temperaturas, es preferible mantenerlo al exterior (siempre que nos sea posible). Mucha precaución, porque estos bonsáis no soportan la menor helada.

Bonsáis Carmona

La tierra debe secarse en la superficie entre cada regadío, aunque no debemos dejarse que se reseque. La frecuencia de riego dependerá de la temperatura de la habitación, de la tasa de humedad del ambiente, etc. Controla los riegos en invierno, estos deben ser muy espaciados para evitar que se pudran las raíces. Y es que los bonsáis Carmona, cuando detienen la vegetación, consumen muy poca agua.

Fertiliza tu bonsái Carmona mediante un abono preferentemente orgánico de composición igual en nitrógeno, fósforo y Potasio (abonos del tipo 7-7-7). Fertiliza regularmente durante el período de vegetación y más espaciado en invierno. Durante su aclimatación al nuevo hábitat (nada más adquirirlo) es normal que el Carmona pierda algunas hojas. No te preocupes por ello. Si el problema persiste y aumenta, entonces eso ya será más inquietante.

Cuando las hojas del bonsái Carmona se ennegrecen se debe generalmente a un exceso de agua en un sustrato insuficientemente drenante. Y esto lleva a que las raíces se pudran. Debemos en ese caso espaciar más los riegos y verificar el estado de las raíces. Una raíz en mal estado estará negra. Una raíz correcta de salud será clara, casi blanca.



    
Aviso Legal   •   Condiciones de uso   •   Cookies   •   Contacto